Tiempos de reflexión...

En momentos como éste, donde una epidemia amenaza a nuestro país y a nuestra gente; adicional a la epidemia misma, nuestros peores enemigos son el miedo y la ignorancia (…).
El miedo paraliza, nos afecta y reduce nuestros mecanismos de defensa natural.
La energía que manifestemos, positiva o negativa, se puede traducir en la magnitud del daño que esta situación pueda causar.
Seamos responsables y sigamos al pie de la letra las instrucciones. Usemos nuestro sentido común y seamos en extremo precavidos con las medidas de higiene y prevención.
Y más allá de transmitir pánico a nuestros conocidos y seres queridos, informémonos e informemos a los demás de las medidas necesarias. Procurando a través de nuestra comunicación y energía transmitir paz y amor, que en estos momentos son nuestras defensas más poderosas.
Son tiempos de recogimiento y reflexión, algo tenemos que aprender de esto.


Mayo de 2009 - Página web de la ciudad de Huixtla -Chiapas- México
http://www.huixtlaweb.com/noticias/?p=7538

Texto incluido en la revista literaria con voz propia nº 31, julio de 2009

........................

2 comentarios:

  1. Me permito darme una vuelta por acá. Es todo realmente cierto, pues el miedo y la ignorancia parecieran que se expanden con velocidad de la enfermedad misma.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras y por detenerte en este sitio.
    Sí... es lamentable y cierta la situación de temor. Creo que se forma una cadena: la desinformación y contradicción generan confusión y miedo, y entonces la gente deja de escuchar, sentir, pensar, percibir.
    Un saludo cordial
    Analía

    ResponderEliminar

Muchas gracias por detenerte a leer mis palabras.
Deseo hayas disfrutado de mis cuentos y relatos.
Un saludo cordial
Analía